Tu CV es tu experiencia de vida

El clásico Currículum Vitae, el que conocemos “de toda la vida”, se entiende como un folio A4 donde se incluye una descripción de tu formación profesional y académica, de las experiencias laborales vividas y del nivel de dominio, tanto de idiomas como de otras habilidades profesionales como la ofimática.

Pero para muchos profesionales, hoy en día este concepto se está quedando un tanto anticuado. Y es que, en una época de dinamismo e inclusión como la que vivimos ahora, donde todo evoluciona mucho más rápido y las relaciones humanas adquieren una importancia fundamental, el concepto de currículum debe evolucionar en sí mismo para dotarle también de una experiencia de vida y un sentimiento que lo haga único.

La nueva era del talentismo exige un cambio

En un mundo donde prima la diversidad como concepto enriquecedor y diferenciador de las compañías, de los equipos de trabajo y de las personas, el clásico currículum vitae con la mera descripción cronológica se muestra un poco arcaico y rígido.

Ya muchas voces expertas en el ámbito de los recursos humanos abogan porque el currículum tiene que dar un paso más y ser un compendio de experiencias vividas que evidencien nuestro talento como parte de un crecimiento y de un desarrollo vital. Según ellos, esas experiencias pasadas han supuesto un aprendizaje enriquecedor que dice mucho de nuestro carácter o nuestra manera de afrontar las adversidades. Cualidades que ahora más que nunca adquieren vital importancia para las compañías en una era en la que se valora más que nunca la capacidad ante la frustración, el espíritu de colaboración o el liderazgo.

Plasma tu estilo de superación y motivación.

Hoy en día, conceptos tan de moda como resiliencia y autoconcepto son claves para entender el camino recorrido, por ejemplo, por una persona con discapacidad. Porque demuestran que esa persona ha tenido que enfrentarse a situaciones adversas diferentes a las que haya podido vivir otra persona, y que seguramente le han ayudado a ser más fuerte y segura de sí misma. Sus skills de vida definen cómo es esa persona y lo que puede llegar a aportar a una empresa. Esta cotidianidad nuestra enriquece nuestro perfil como profesionales, y es muy importante destacarlo y ponerlo en valor.

Por este motivo, desde Manpower te recomendamos que transformes tu currículum vitae de siempre para convertirlo también en tu currículum de vida, donde quede plasmado tu espíritu de superación, tu motivación de logro y tus skills de vida como avales de tu talento y tu capacidad, a través de una exposición clara y veraz de tu persona, clave a la hora de encontrar un puesto de trabajo que cumpla tus expectativas.

Ahora que ya conoces cómo darle forma a tu currículum de vida, queremos proponerte un reto: solo tienes que echar la vista atrás y dedicar un tiempo a pensar qué es aquello que te gustaría destacar de ti como parte de tu experiencia de vida, y que pienses que puede atraer a las empresas. Cierra los ojos y descúbrete.

 

Y ahora dinos, ¿quieres poner en valor tu currículum de vida? Regístrate aquí y miremos hacia el futuro con sentimiento.

También te puede interesar

¿Quieres saber cómo será el futuro del empleo?

Suscríbete a nuestro blog y mantén tu CV y tus capacidades profesionales al día, para afrontar los retos del futuro.