Networking y autocandidatura: busca empleo de forma proactiva

¿Sabías que el 80% de los procesos de selección se cierran a través del networking? Es más: incluso hay vacantes que las empresas no publican y se cubren con referencias de personas de confianza. Esto confirma que los contactos son determinantes para encontrar un empleo y cuanto más amplia sea tu red, más posibilidades tendrás de encontrar oportunidades profesionales. Además, es importante que toda tu red de contactos –amigos, familiares, conocidos y compañeros de facultad– sepan que estás buscando empleo, que estás dispuesto a trabajar y que sean conscientes de lo que puedes aportar desde tu experiencia al mercado laboral.

 

¿Cómo generar esa red profesional de contactos?

Una red de contactos se genera desde tu manera de ser. Ser una persona abierta, simpática y que se relaciona con los demás, es el primer paso para tener un círculo de contactos. Mantener el contacto con antiguos compañeros de facultad y de trabajo también puede abrirte muchas puertas. Además, puedes hacer networking de manera presencial o virtual, donde la interacción se da a través de las redes sociales. 

Acude a talleres, conferencias y ferias relacionadas con tu entorno laboral. Una vez decidido el evento al que vas a asistir, busca en Google los perfiles de los organizadores. Intenta recopilar el máximo de información, sus intereses, posibles conexiones, contactos en común, etc. También con qué empresas y profesionales vas a reunirte para que, en un momento determinado, puedas dirigirte a ellas y tener algo de lo que hablar.

Tu actitud durante el evento también es importante: escucha, observa, sonríe, muéstrate dinámico o dinámica, pregunta… De esta forma, luego te resultará mucho más sencillo, con tu Elevator Pitch, presentarte a varias personas. Sé activo o activa y no esperes a que los demás se acerquen a ti. Recuerda que se trata de ampliar tu círculo de amistades o contactos.

Y lo más importante: no dejes que la cosa se enfríe. Una vez terminado el evento, invítales a través de Linkedin y mantén una comunicación de forma periódica con esas personas que te interesen, pero sin llegar a ser demasiado insistente. Queremos que te tengan en su “top of mind”, para que cuando surja una oportunidad se acuerden de ti.

 

¡Adelántate a las ofertas!

Presentar una autocandidatura es fundamental a la hora de encontrar un trabajo. Haz una lista de las empresas en las que te gustaría trabajar, compañías que realmente te interesen y en las cuales entiendes que tu perfil profesional puede tener cabida. En la mayoría de las webs corporativas encontrarás la sección “Trabaja con nosotros”, donde puedes subir tu currículum, algo muy valorado por las grandes empresas. También puedes enviarlo por correo electrónico, aunque en ese caso, conviene que antes realices una labor de investigación Linkedin te será de gran ayuda– para conocer el nombre y mail del responsable de recursos humanos y presenta tu candidatura con una carta personalizada en la que dejes claro tu interés en formar parte de esa empresa.

 

Si quieres empezar con una empresa con la que creas que tienes más confianza, regístrate en Manpower y hagamos networking.

También te puede interesar

¿Quieres saber cómo será el futuro del empleo?

Suscríbete a nuestro blog y mantén tu CV y tus capacidades profesionales al día, para afrontar los retos del futuro.