img-clientes-sector-alimentacion
Crecientemente los consumidores se interesan por aquellas empresas que se esfuerzan en preservar y mejorar el medio ambiente, y aquellos productos que sean de calidad, sostenibles, ecológicos, artesanales y saludables. Un cambio que también se refleja en el envasado, que debe ser sostenible, así como en el etiquetado de los productos.
Más allá de la sostenibilidad, el COVID-19 ha alterado además los hábitos de compra obligando a las empresas a acelerar la implementación de su transformación digital. El consumidor es más reticente a salir de casa, y las compras a través de Internet han aumentado exponencialmente, ahora son más planificadas.

¿Cómo afectan los cambios en los hábitos de consumo a las empresas del sector?

Ayudamos a las compañías a gestionar los procesos y el rendimiento de forma más eficaz.


Las tendencias ya existentes se han acelerado con el COVID-19, en un sector globalizado y en plena transformación, las empresas requieren agilidad para adaptarse al mercado. La Federación Europea de la Industria de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha señalado que, tras la pandemia el sector se ha visto claramente afectado con una disminución media de su volumen de negocio del 40%.
Los consumidores quieren ser más responsables a la hora de comprar. Gastan menos en gran consumo, solo incluyen en su compra lo que consideren necesario, y desean ahorrar en la cesta media de compra y en paralelo, disminuyen las elecciones por impulso.

Es necesario que las compañías evolucionen y se replanteen la implementación de un nuevo modelo de Delivery para reformular su modelo de empleo.

Contacta con nosotros

Tenemos las soluciones que necesitas para ayudar a tu empresa